Phat Huynh

“El IoT no se trata de sensores, sino de interconectar sistemas para potenciar la calidad de vida de las personas”

Opinión y Entrevistas - Claro - 15 may 2019

Menos de cinco años bastarán para que una de las grandes disrupciones del último siglo se expanda con fuerza alrededor del mundo. Mientras los analistas señalan que el mercado del Internet de las Cosas a 2023 superará la barrera de los US$2 billones (millón de millón) por concepto de ingresos, hoy las empresas se preparan para el gran salto que podría significar el Internet del Todo.

Recientemente se realizó el IoT Innovatech Latam 2019, encuentro dedicado al IoT Industrial y que contó con Phat Huynh como uno de sus principales speakers. Huyn es considerado uno de los mayores expertos del IoT en el sector de telecomunicaciones, con experiencia en mercados como el austriaco y latinoamericano dio su visión para lo que vendrá en el próximo quinquenio y cómo los modelos de negocio experimentarán cambios profundos.

¿Qué visión tiene del Internet de las Cosas (IoT)?

No se trata solamente de un dispositivo que transmite datos, sino de un sistema de sistemas. Una manera de graficarlo es lo que ocurre con las casas inteligentes, que no solamente permiten conectar dispositivos en un hogar, además tienen la capacidad de que un servicio de entrega acceda de forma segura y organizada a esa vivienda, van más allá. Acciones como esa es la que genera una diferencia profunda entre el IoT y la telemetría. El IoT no se trata de sensores, sino de interconectar sistemas para potenciar la calidad de vida de las personas.

¿Cómo proyecta los próximos cinco años de IoT en América Latina?

En un mercado como el Latinoamericano, donde hay ciertos “dolores” en áreas como la seguridad, urbanización o transporte, donde el IoT puede ser un factor de cambio relevante.

Respecto a crecimiento del segmento, los analistas prevén tasas cercanas al 19% anual en nuestra región. Sin embargo, mercados como el chino están experimentando tal catalización que al 2025 se espera que tengan alrededor de 4.100 millones de conexiones vinculadas al IoT.

¿Es hoy el IoT una herramienta imprescindible para toda empresa? ¿Por qué?

Cuando hablábamos de soluciones machine to machine (M2M) como gestión de flota, eficiencia en energía, mantenimiento preventivo, eran utilizadas para reducir los costos y aumentar la eficiencia. Hoy el IoT va más allá, tiene que ver con crear nuevos negocios y flujos de ingresos.

Muchos fabricantes de productos lo ven como un modelo de servicios. Tú no pagas por un producto, no lo compras un bien, pero lo utilizas y pagas por su uso. Varios de estos productos tienen características de software.

Por ejemplo, en Europa tenemos una empresa grande que fabrica grúas. En el pasado el cliente tenía que comprar una y decidía qué tan alta podía ser o cuánto peso podía mover. Todas funcionalidades que debían estar predefinidas. Por lo tanto, el fabricante hacía muchas grúas diferentes. En cambio, el nuevo modelo ofrece una solución de conectividad. Se envían actualizaciones remotas al hardware, que indican cuánto peso necesita levantar. No se está vendiendo la grúa, lo que está a la venta es cuánto levanta la grúa. Se paga la vez que se utiliza, y si requieres una grúa que sea más fuerte, se paga más. Esto reduce el costo de fabricación, porque se produce una y se pueden ofrecer más funcionalidades al cliente, a medida que lo requiera.

¿El 5G será una ventaja en cuanto a IoT? ¿Qué consideraciones debemos tener?

El 5G va a producir muchos cambios, pero no será el salvador de todo. No solamente entrega más ancho de banda y una latencia más baja, la mayor parte del tiempo, también tiene la capacidad de dar un servicio, conectividad y redes. Esto es crítico para aplicaciones muy específicas y sensibles a la disponibilidad, la seguridad y el rendimiento.

A pesar de la baja latencia o alta capacidad de flujo de datos, hay que tener presenta que hay muchísimos desafíos que se pueden resolver desde ya, con la tecnología disponible. En 4G tenemos el IoT “delgado”, redes con modelos de costo y consumo muy bajo. Por pocos dólares, ya se puede contar con un dispositivo versátil en sus posibilidades de instalación y que dure 10 años, como ocurre con los sensores en las calles para estacionar. Hoy tenemos muchas herramientas que podemos entregar y el 5G lo llegará a potenciar.

Una de las áreas que experimentará un crecimiento relevante es la inteligencia analítica Edge que, en lugar de enviar volúmenes de datos elevados a la nube, los procesa en un dispositivo y le entrega el resultado al usuario.

¿Qué podemos hacer como industria (IoT) para ayudar a acelerar el progreso de la tecnología en América Latina?

Los beneficios de IoT no son obvios y la inversión que se requiere es siempre muy alta. Es un desafío grande, que para solucionarlo requiere transmitir transparencia y credibilidad en los usos a los clientes. Para eso, se deben presentar sus beneficios a potenciales usuarios para que la prueben y generen buenas referencias, lo que facilitará que otros luego se atrevan a invertir.

La segunda parte es crear un nuevo modelo de negocios basado en desempeño, donde los clientes paguen por el resultado.

¿Cree que la seguridad informática en América Latina está atrasada para recibir este tipo de tecnología? ¿Cómo mejorarla? ¿Es la tecnología blockchain una solución?

Cuando pensamos en IoT, la seguridad será uno de los aspectos más importantes a considerar. Desde el lado técnico, se pueden resguardar los datos en la red, encriptando el tráfico, entregando redes privadas, dispositivos y puntos de seguridad. Ese va a ser un mercado muy interesante y global, porque las amenazas también lo son. Si vemos los intentos de hackeo o los ataques de bots, siempre son internacionales, no a nivel local.

Es un desafío para la sociedad cómo manejaremos los datos que se generen, qué tan confiables seremos en esos sistemas, de los cuales seremos muy dependientes. Tener IoT es una responsabilidad muy grande, porque toda la economía y la sociedad estará construida en base a ella. Por ejemplo, si la red de energía está conectada a internet y sufre un ataque, tendrá un impacto en todos los consumidores.

Otro ejemplo, en la industria de la salud cuando tenemos soluciones que dependen del IoT, eso ya es básicamente un sistema, que no se puede permitir ser inseguro, porque hay pacientes que dependen de eso, estamos hablando de vida o muerte.

Compartir:

facebook twitter whatsapp
Noticias relevantes
Noticias

Desarrollan protocolo Blockchain para evitar la falsificación de remedios

Noticias

Cinco cosas que no sabías de la industria del streaming

Noticias

¿Sabes a quién entregas tu información en línea? Errores comunes que comprometen nuestros datos personales

comunicaciones uc tren digital
  • facebook-logo