La electroestimulación acerca la brecha entre humanos y robots

Noticias - Claro - 25 oct 2019

Aplicado a la rehabilitación y al deporte, la electroestimulación muscular permite hacer uso directo de las innovaciones tecnológicas en el cuerpo humano. Hoy, nuevos proyectos buscan ir más allá y lograr que las personas puedan aprender tareas con la misma rapidez con la que pueden lograrlo robots avanzados.

Se estima que 60 millones de personas, solo en Estados Unidos, usan dispositivos portátiles, al menos una vez al mes, desde rastreadores de actividad física hasta prendas de vestir inteligentes. La tecnología ha llegado a desarrollar dispositivos que alguna vez fueron impensados, como es el caso de un tatuaje inteligente llamado DuoSkin, que permite a los usuarios controlar sus teléfonos móviles tocando su piel. Según cifras de Insight, para el año 2022 el mercado de wearables se valorará en US$27 mil millones, con 233 millones de dispositivos vendidos.

En el laboratorio de integración de computadoras humanas de la Universidad de Chicago, el Dr. Pedro Lopes, busca ir más allá. Trabaja en el desarrollo de una manga portátil que permita a las personas realizar movimientos y tareas desconocidas, mediante la estimulación muscular eléctrica o electroestimulación (EMS por su sigla en inglés). Esta tecnología, que ha tenido varias pruebas exitosas desde 2015, permitiría que las computadoras se entrelacen directamente con los sentidos humanos. Ya se ha logrado que personas puedan pelar un vegetal y operar una tarjeta de crédito, entre otros, mediante el uso de este mecanismo.

La manga incorpora electrodos que envían impulsos eléctricos para hacer que los músculos de un se muevan involuntariamente para realizar una tarea física. El sistema de Lopes puede hacer que una persona realice gestos con las manos, como apretar, girar, soltar y sacudir de manera involuntaria. Se espera que esta tecnología posibilite tareas más complejas, actualmente se están haciendo pruebas con instrumentos musicales como el trombón.  

Rehabilitación y EMS

La tecnología aplicada a la electroestimulación muscular se originó para rehabilitar a pacientes con distintos grados de dificultad de movimiento. La fisioterapia utiliza la electroestimulación para mejorar, por ejemplo, el tono muscular de los pacientes postrados. Puede aplicarse para tratar distintas patologías, por ejemplo, en el Instituto Guttmann de España se está desarrollando un tratamiento experimental que hace uso de electroestimulación para devolver la posibilidad de caminar a personas parapléjicas.

Ya son cuatro pacientes que han mostrado avances positivos en las primeras fases de estudio. Este tratamiento se centra en la estimulación eléctrica de la médula espinal. Aunque previamente ya se han hecho dos ensayos clínicos en Estados Unidos y Suiza, el proyecto español se diferencia en que los electrodos se colocan sobre la piel y no son implantados con cirugía.

Los impulsos imitan las señales que el cerebro envía de forma natural a los músculos para moverse de forma voluntaria. Incluso se observó que con una programación especial, se podía activar también el sistema propioceptivo, responsable de que el cerebro reciba la información sobre la posición y el movimiento de las distintas partes del cuerpo. Esto posibilitaría que los pacientes vayan de manera gradual teniendo la capacidad de mover sus músculos de manera voluntaria a medida que avance su rehabilitación.

Compartir:

facebook twitter whatsapp
Noticias relevantes
Noticias

Smartphones y videojuegos, una alianza que no para de crecer

Noticias

Las expectativas para la realidad virtual en 2020

Opinión y Entrevistas

¿Cómo aprendemos? Claves de la neurociencia para la educación

  • facebook-logo
  • youtube-logo
  • instagram-logo