invento

Eco Prado: El invento chileno que hace crecer pasto sin tierra

Noticias - admin - 26 sep 2018

Mario Gaete vino a revolucionar los paradigmas de la agricultura con Eco Prado, un novedoso sistema para cultivar alfombras de pasto natural más limpias, fáciles de instalar y 70% más livianas que el pasto cultivado con el método tradicional.

Este agricultor de Lampa trabajó siempre con la idea de crear sistemas más amigables con el medio ambiente ya que observaba con angustia como la capa vegetal se destruía al cultivar pasto con el sistema tradicional, en el que el césped crece sobre un predio y cada vez que se extrae una nueva capa se pierden 30 centímetros de tierra. Esa tierra muere y demora entre 130 a 150 años en recuperarse, por eso Mario decidió hacer algo, explorar y buscar una solución al problema.

Eco Prado se inspira en el ecosistema presente en los bosques del sur de Chile, donde Mario observó que en los troncos de los árboles crecían distintos tipos de vegetación, flores y musgo, especies que tenían una sola cosa en común: lograban desarrollarse sin tierra.

Desde ese día comenzó a desarrollar el sistema que revolucionó los paradigmas de la agricultura, incorporando al aserrín como el sustrato estructural de su cultivo. Sobre cualquier superficie (cemento, arena, plástico, etc.) el pasto de Eco Prado puede vivir en perfectas condiciones sólo requiriendo de sol, agua y nutrientes.

El proceso consiste en instalar el sustrato sobre una superficie lisa, agregar las semillas y agua. El aserrín se hincha al ser hidratado y esa nueva estructura le da sustentabilidad a las semillas para que crezcan en un medio amigable. El césped, al no tener nunca contacto con la tierra, se adapta a cualquier superficie sin perder sus características, lo que abre un abanico de posibilidades de usabilidad.

Eco Prado es una solución rápida, limpia y ecológica para tener un jardín de pasto 100% natural en lugares en los que no podría cultivarse de manera tradicional. Es un invento chileno, ayuda a disminuir el calentamiento global y aprovecha el aserrín, material que muchas veces se quema o elimina provocando graves daños al ecosistema.

Bosques urbanos y su aporte al medio ambiente

Ahora que existe la posibilidad real de poner pasto en cualquier superficie, sin destruir la capa vegetal ni utilizar tierra, ¿cuáles serían los beneficios de incorporar más áreas verdes en nuestras ciudades? El césped, como todas las plantas, absorbe el dióxido de carbono y libera oxígeno. El oxígeno es esencial para la vida humana y reducir el Co2 ayuda a bajar las temperaturas elevadas del aire y otros peligros ambientales.

El pasto también es capaz de atrapar el polvo para mantenerlo alejado del aire y de nuestros pulmones. Menos polvo en suspensión significa una respiración más fácil, además de casas y ventanas más limpias.

Los sitios con muchos edificios y concreto tienden a ser significativamente más cálidos que las áreas circundantes que tienen más hierba y árboles. Los jardines verticales actuarían como un enfriador natural, protegiendo a las estructuras de recibir tanto sol y bajarían considerablemente el consumo energético utilizado para enfriar esos espacios.

Grandes capitales del mundo como París, Londres, Lima, entre otras, han logrado reducir hasta en un 20% los niveles de contaminación en zonas intervenidas con jardines verticales y murales que ayudan a filtrar el aire. Con innovaciones como Eco Prado, que genera césped reduciendo el impacto sobre la capa vegetal de la tierra y aprovecha el aserrín como sustrato estructural en vez de convertirlo en basura ¿será que incorporar bosques urbanos en zonas contaminadas podría generar el cambio que necesitamos?  Habrá que verlo.

 

Compartir:

facebook twitter whatsapp
Noticias relevantes
Opinión y Entrevistas

El nuevo impulso de la telemedicina

Noticias

Consejos para liderar tu equipo a distancia

Opinión y Entrevistas

Teletrabajo por las nubes

  • facebook-logo
  • youtube-logo
  • instagram-logo