Cómo la Inteligencia Artificial dará forma a la conectividad del futuro

Noticias - Claro - 19 jul 2019

Investigación europea asegura que la IA será la principal impulsora de la tecnología móvil y que el 6G habilitará una generación completamente nueva de aplicaciones.

Mientras en Chile se trabaja para la implementación de la tecnología 5G, algunos investigadores ya se encuentran desarrollando lo que será el siguiente paso: la tecnología 6G.

Razvan-Andrei Stoica y Giuseppe Abreu, investigadores de la Universidad Jacobs de Alemania, analizaron las limitaciones de la red 5G y cuáles serán los factores que a su juicio impulsarán el desarrollo de la 6G, concluyendo que la Inteligencia Artificial (IA) será el principal impulsor de la tecnología móvil.

Esto permitirá que el 6G se convierta en la fuerza que habilitará una generación completamente nueva de aplicaciones de Inteligencia Artificial.

Uno de los principales beneficios que entregará el 5G es la velocidad. Si actualmente con 4G se alcanzan unos 200 Mbps, con 5G se podrá descargar a 10.000 Mbps, unos 10 Gbps. Además, la red 5G reducirá la latencia de 20 milisegundos a 1, lo que implica una reducción considerable del tiempo que transcurre entre una orden hasta que es recibida por el destinatario.

La velocidad del 5G, por otra parte, permitirá tener una gran cantidad de dispositivos conectados a la red simultáneamente, mejorando así la calidad de diversos procesos a través de la conexión y automatización.

Considerando estos datos ¿cómo podría el 6G mejorar eso? Como es predecible, la telefonía 6G ofrecerá velocidades de descarga aún más rápidas, hasta se habla de acercarse al terabit por segundo.

Pero los investigadores Stoica y Abreu van más allá y creen que ofrecerá realizar colaboraciones rápidamente cambiantes a enormes escalas entre distintos agentes de IA, lo que nos permitirá encontrar soluciones a problemas complejos. Por ejemplo, coordinar vehículos autónomos en una gran ciudad, que en el futuro deberán tener en cuenta su ubicación, su entorno cambiante, y a otros usuarios de la carretera, como ciclistas, peatones y demás vehículos autónomos. Deberán decidir su trayectoria en los cruces y optimizar su ruta para minimizar los tiempos de viaje.

Esto requerirá que los autos desarrollen redes de colaboración en tiempo real y a gran velocidad, por ejemplo, cuando se aproximan a un cruce específico o al calcular rutas y tiempos de viaje, etcétera.

“Serán necesarias enormes cantidades de interacciones para resolver grandes problemas distribuidos donde la conectividad masiva será esencial, con grandes volúmenes de datos y una latencia ultra baja más allá de lo que ofrecen las redes 5G”, explican Stoica y Abreu.

Sin duda será un desafío importante para los investigadores y desarrolladores que se estima estará disponible cerca del año 2030 y se convertirá en una revolución absoluta en cuanto a Inteligencia Artificial y como nos relacionamos con la tecnología. Al parecer si 5G es bueno, 6G podría ser mejor.

FUENTE:

technologyreview

Compartir:

facebook twitter whatsapp
Noticias relevantes
Noticias

Claro Chile lidera ranking de protección de datos personales por segundo año consecutivo

Noticias

Mozilla lanzará servicio de noticias para Firefox mediante suscripción

Noticias

Las apuestas de Google por la realidad aumentada

comunicaciones uc tren digital
  • facebook-logo